domingo, 18 de marzo de 2007

A fondo

Hubo un tiempo en el que aparecer por televisión era, más que un fin en si mismo, un medio para exponer algo. A través de la pantalla, nos llegaban a casa rostros de personajes porque eran famosos y respetados por su trabajo y no al revés, como ocurre ahora.

Guardo en mi memoria imágenes fugaces en blanco y negro, vagos recuerdos de señores desconocidos hablando de cosas incomprensibles para mí, pero –niño cállate o vete a jugar- muy interesantes para mis padres. Recuerdos de sintonías asociadas a permisos paternos, a horarios –hora de irse a la cama- y a uno –mirada de reojo- o dos –sentencia- rombos.

En ese tiempo en que la mañana y la tarde quedaban unidas por una carta de ajuste y la noche sólo ofrecía nieve, la pequeña pantalla se abrió de par en par a la cultura en un espacio de entrevistas. Conducido de manera magistral por Joaquín Soler Serrano –a menudo más protagonista que el entrevistado, pues no siempre los grandes de la cultura son grandes en su elocuencia-, por el austero plató de A fondo, ajeno a los artificios, los gritos y la mala educación que hoy nos ofrecen, pasaron primeras espadas de la literatura como Borges, Rulfo, Cortázar, Pla, Cela, Alberti o Vázquez Montalbán; músicos de la talla de Joaquín Rodrigo, Narciso Yepes o Andrés Segovia, científicos como Severo Ochoa e inclasificables como Dalí.

Este espacio estuvo abierto desde 1976 hasta 1981. Desde entonces no ha habido ningún digno heredero capaz de tomar el testigo. Siendo generoso, Mercedes Milá o Hermida se acercaron. O simplemente no ha interesado que el gran público piense o reflexione.

Por fortuna se conservan esas grabaciones y cualquiera que lo desee puede hacerse con ellas. Han sido editadas y puestas a la venta en DVD, lo que significa que también están en la red. Os dejo unos fragmentos de la entrevista a Cortázar, del año 1977.

Sobre sus recuerdos de la infancia en Barcelona.

Sobre la soledad.

Sobre lo real y lo fantástico.

Sobre las ideas.

5 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Cualquier tiempo pasado es... ¡Coño, la melancolía es un robo!

arrebatos dijo...

Don Gregorio, para alguien como yo que a menudo ha sentido la melancolía de lo nunca vivido, escuchar la entrevista completa a Cortazar (dos maravillosas horas) ha sido un regalo.
Tengo pendientes las de Borges, Dalí, Rulfo, Cunqueiro, Barral, Paz, Pla...
Me dejaré robar un poco de mi tiempo.

Rain dijo...

Julio Cortázar: el escritor ideal.

(Me libera de ciertas inquietudes y me deja otras...)

Decidiste magníficamente, al darle a tu blog estas entrevistas.

¡Gracias!

(Proceso sus respuestas).

Burma dijo...

Acabo de verlo (oirlo) en la tele, y he venido corriendo (¿por qué aquí¿ why not?)

el anuncio horrible de seat con la voz en off de julio..

ay..

¿qué quemamos? ¿a quién hay que demandar¿ Çpara cuando una manifestación preventiva de las Guenas?

besos descalzos y noturnos (que despiertan del sigilo voyeur ;)

arrebatos dijo...

rain
Estuve viendo la entrevista completa, de unas dos horas. Fue tan agradable como leerlo.
Y me liberó de ciertas dudas.

burma
¿Hasta dónde llegará la publicidad? ¿Van a prostituir a todos los muertos? Ya me dió rabia cuando profanaron el cadáver de Steve McQueen, pero esto... No he visto el anuncio; no tengo tele. Pero vaya, por lo menos no es de leche pascual!

En cuanto a las manifestaciones preventivas... Creo que la única solución es hoy en día una utopía, a saber.
Total independencia del poder judicial (que los tres pilares de la democracia no se solapen) y ausencia de impunidad en los políticos, que teman de verdad los efectos de sus acciones.
Lo dicho, una utopía.