jueves, 17 de septiembre de 2009

Quién me lo iba a decir

Quién me lo iba a decir, a mi edad, y estoy como un niño con zapatos nuevos. Me he comprado (de segunda mano, eso sí) una cámara. Iba a decir una cámara nueva, pero tratándose de una Nikon FM2, de esas de pasar el carrete con una palanca y enfocar girando el objetivo, eso sería un oxímoron. Ya veis, otra vez hablando de antiguallas, pero es que hay viejos deseos que si no se alcanzan, con el tiempo se hacen más antojadizos. Y yo esta cámara la vengo deseando desde hace muchos años ya.

Y es tan bonita.

Pero no solo eso, que por muchos años que tenga este modelo, aunque no tenga ni un solo megapíxel, ni autofocus, ni tarjeta de memoria, ni pantalla de tres pulgadas, sigue siendo una cámara cojonuda. Con unas prestaciones que ya las quisieran para sí muchas de las nuevas y rutilantes digitales con millocientos megapíxels. Y además funciona sin pilas.

Y es tan bonita.

Ya le he cargado un carrete en blanco y negro para sacarla de paseo.

Mi "nueva" cámara

6 comentarios:

Isabel dijo...

A veces me pregunto si, para algunas cosas, hemos mejorado con el tiempo...
Hay placeres que no cambiarán nunca...
Preciosa,oye...
Algún día nos muestras los resultados,¿de acuerdo?
Besos.

arrebatos dijo...

Se ha hecho todo más fácil, ya no es necesario aprender, pues todo lo hacen las máquinas. O por lo menos eso es lo que se nos vende.

En cuanto a los caprichos, Isabel... ¿Cuantos padres habrá que les han regalado a sus hijos el escalextric con la única intención de disfrutarlo ellos mismos?

Angel Duarte dijo...

¡Coño! ¡Felicidades! Gran camara. Sí señor.

arrebatos dijo...

Gracias Ángel, sí que lo es. Lo que fue un viejo deseo se ha convertido en una gran satisfacción, pese a que todavía me domina ella a mí. Estoy ansioso por llevar a revelar el primer carrete, que ha coincidido con mi escapada a París, lo cual me satisface especialmente, pues todo el mundo sabe que París en blanco y negro ¡dónde va a parar, mucho mejor!

Peter dijo...

la verdad es que yo también estoy cansao de tantos megapíxeles... yo llevo un tiempo detrás de una DIANA, que es como de juguete, pero que hace unas fotos muy "buenas": bordes quemados, sobreexposición, colores intensos, posibilidad de jugar con muchos filtros y objetivos distintos, etc...

Saludos.

arrebatos dijo...

Sí Peter, sé de qué juguete me hablas.