lunes, 29 de enero de 2007

Maldiçao

Quizás esta canción en la extraordinaria voz de Amalia Rodrigues os parezca triste, pero yo que venía de más abajo me he sentido reconfortado.



Ahora me tomaría una copita de Porto.

2 comentarios:

Tzarel dijo...

Me sentí motivado...
Amalia no está.

Hay voces que renuevan y alientan lo más sano de lo que es, uno.
Saludos tzarelianos.

elangeldelasmilvioletas dijo...

:)