miércoles, 13 de enero de 2010

Casilleros vacíos

A menudo me pasa que voy a buscar una palabra y no la encuentro. Sé que está ahí, pues en multitud de ocasiones he hecho uso de ella, pero ese día voy a buscarla y no está donde debería estar y en su lugar me encuentro un casillero oscuro porque las palabras brillany vacío. Yo las palabras las guardo así, en un gran armario formado por multitud de pequeños casilleros, como esos que aguardan a la espalda del recepcionista de un hotel, pero en lugar de llaves y correspondencia yo guardo palabras. Y como sucede con las llaves y la correspondencia, si descuidadamente la he dejado en un casillero que no es el suyo, indefectiblemente voy a tener dificultades para dar con ella la próxima vez que la necesite. Y da mucho coraje, mucha rabia, porque me corta el hilo de mis pensamientos, o me obliga a una pausa demasiado larga en una conversación, o peor me cercena y estropea sin solución de continuidad un relato. Como ahora, que no logro encontrar esa palabra que define tan bien esa actitud, ese carácter. He buscado en todos los casilleros sinónimos y... sí, es que la tengo en la punta de la lengua, pero... ¿cómo era?

6 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Sé muy bien de qué esta usted hablando.
Lo ha dicho con las palabras exactas.

Xavi dijo...

Ayer mismo fui víctima de este mismo síndrome... Lo curioso del caso es que a veces esas mismas palabras que no aparecen cuando se las necesita vuelven a ti en momentos bastante extraños.

Abraçada mestre!

arrebatos dijo...

Hace unos años, en una conversación sobre esta cuestión, alguien me dijo: "deberían existir diccionarios al revés, en los que tú escribieras una definición y el diccionario te dijera la palabra".

Ah, y la palabra era "resignación". Al fin la encontré.

Xavi dijo...

ah! en mi caso era "recíproco"... y al final también salió!

...y si fuera cosa de las palabras que empiezan por R?

Xavi dijo...

también suele pasarme con palabras como dicotomía, sinergia, persuasión, maniqueismo... y ¡atención! una de mis favoritas: inferencia

arrebatos dijo...

Yo tengo especial predilección por olvidar quimera (en la acepción de la figura mitológia en las esculturas de las catedrales) o análogo, por ejemplo. Sin embargo recuerdo perfectamente y en catalán un "decàmetres acatalèctics de iambes al pas" de una página del Ulises de Joyce de la que tuve que consultar palabras en el diccionario en prácticamente todas las frases.