miércoles, 8 de noviembre de 2006

Surrealismo y psicodelia

Antonioni es a la psicodelia de los sesenta lo que Buñuel al surrealismo de los años veinte. Y ahí debería añadir un “he dicho”. Quizás peque de categórico con esta afirmación, pero valga como excusa que soy un mero aficionado al cine, en absoluto experto, y esta no es más que una apreciación personal. También quiero dejar claro que no es mi intención poner al mismo nivel a ambos realizadores. Al italiano –por cierto nacido en Ferrara, preciosa población italiana de la que hablaré en otra ocasión- le reconozco alguna buena película y una obra maestra: Blow Up. Mientras que el gran Buñuel cuenta en su haber una buena ristra de obras maestras de culto. Así pues, para descategorizar un poco mis palabras, matizaré. El Antonioni de Blow Up o Zabriskie Point es a la psicodelia de los sesenta lo que el Buñuel de Un Chien Andalou al surrealismo de la década de los veinte. He dicho.

Y para poner un poco de luz y movimiento a mis palabras, aquí os dejo con un par de regalitos. El primero es la totalidad de la obra maestra del surrealismo, concebida en 1928 por dos genios: el mismo Buñuel y el excéntrico Salvador Dalí. Valga como anécdota escabrosa que el protagonista de este corto, Pierre Batcheff, así como su compañera de reparto Simone Mareuil se suicidaron.


En cuanto al segundo vídeo, os diré que es un fragmento Zabriskie Point de Michelangelo Antonioni, del año 1970 y probablemente fruto del abuso de los psicotrópicos. Esta escena en cuestión está acompañada de la música de Pink Floyd, con el tema Come In #51, Your Time Is Up, una recreación de Careful With That Axe, Eugene, publicada en formato single en 1968 y posteriormente incluida en el álbum Ummagumma en su versión en directo.

Cada vez que la veo me entran unas ganas insalvables de tomar drogas.

3 comentarios:

extremis sonic dijo...

"Blow up" me dejó una fuerte sensación a una atmósfera enigmática. Su potencia visual, me hace recordar escenas que vi hace años en un video. Imagínate, o es muy posiblemente que a tite dejara una extraña estela.

¡uñuel fue como un gato y un transformista con las imágenes!, y Fidel Castrose veía agobiado.

Anónimo dijo...

hola esta muy buenos los videos, auque ya habia visto el de buñuel realmente la esce la navaja me mata.
me gustaria contactar al creador de este blog para ver si me pasa mas videos mi correo es psicomusiqueart@hotmail.com

ABEL dijo...

pues viéndolo bien mirado lo surreal y lo psicodélico aspiran a lo mismo, a la búsqueda del origen, por caminos si bien distintos en mucho, semejantes en lo delirante eso sí. Algunos piensan que una parte de Dalí es psicodélica. Antonioni por más que usara colorcitos y a Pink Floyd, está en el punto medio entre el pesimismo poético de Bresson y quizás la psicodelia, lo que le interesaba a Antonioni, siento, era primero que el cine no fuera brutal y luego que hiciera mirarnos a la cara, la manera en que no somos capaces de acudir a una cita con nosotros mismos. Esas escenas de Zabriskie Point son muy bellas pero son más un delirio que un stament. Su manifiesto es más bien Punk ahora que lo pienso. Ya sabes después de descubir que no había nada nuevo bajo el sol ahora lo que quedaba por descubir es que no había sol. Y Antonioni te reta a que le demuestres lo contrario ya sea por la vía psicodélica, surrealista o la que quieras. Lo lograremos o fallaremos como sus personajes? Ah.. pero que chingón esta tu sitio. Salud.