jueves, 14 de junio de 2007

Humildad

No recuerdo dónde leí que las decisiones más importantes de nuestra vida, las tomamos en la cama. Pues bien, en los aledaños de una cama se fraguó, hace dos años, el nacimiento de este blog. Fue exactamente un 16 de junio, jueves para más señas. Y si lo publico hoy jueves 14 de junio, es porque tengo intención de ir a celebrarlo con unas pintas al Collins, mítico lugar de encuentros y que es también culpable de la existencia de arrebatos.

“Suele ocurrirme con terca frecuencia que cuando mejor quiero hacer algo, cualquier cosa, la estropeo, aflora mi abundante mediocridad o, sencillamente, la dejo inconclusa o abortada. Me he especializado en obras inacabadas. Podría ofrecer, a modo de ejemplo, todo un catálogo de hechos o deshechos pero ya he advertido que no suelo terminar lo que comienzo, así que evitaré empezar la lista para no caer en agravios comparativos.”

Esto era lo que advertía en mi primera entrada, allá en junio de 2005. Y de verdad que lo creía así. No le aventuraba a este experimento más de dos, a lo sumo tres meses de vida. Lo que son las cosas.

Sigo sorprendiéndome cada día con el número de visitas, que promedian las doscientas diarias, los numerosos comentarios que enriquecen mis propuestas y las muchas visitas silenciosas que repiten. También me asombran los remotos lugares desde donde vienen a este rincón. De acuerdo que la gran mayoría me visitan desde España y de países hispanos, con México, Argentina, Perú, Chile, EEUU, Colombia y Venezuela a la cabeza. Pero también vienen algunos (supongo) exiliados desde Francia, Reino Unido, Alemania, Japón… ¡Irán y Arabia Saudí!

Aunque sin duda, lo para mí más increíble de todo esto han sido los elogios encontrados casualmente (y que me ruborizaron), los muchos enlaces a este blog (algunos tan cafeteros como yo), incluso algunos hallados en blogs escritos en otra lengua (lástima no comprenderla bien). Pero sobretodo, si algún enlace me ha hecho especial ilusión (y todos me hacen ilusión, pues son para tenerme cerca) han sido aquellos que aparecieron en pioneros de la blogocosa, esos en los que me fijaba en mis inicios.

Con toda humildad –que, dicen, a veces es excesiva- os doy a todos las gracias.

Ahora os presento a mi vanidad.

18 comentarios:

artimanha dijo...

Muito obrigada pela referência.

Sou uma leitora silenciosa mas costumo vir cá muitas vezes.

Saudações

ana c.

CeLia dijo...

dejate de humildades y saca el vino, coño!


P.D. felicidades!!!

El espía de Mahler dijo...

...el vino, espumoso, por favor.

Felicidades

PS, cuidado con los ombligos, son espirales muy absorbentes.

arrebatos dijo...

Ana, yo también leo (y escucho) artimanha.

Un saludo.

Celia, anoche saqué un verdejo, bien fresquito. Pero hija, es que tienes unos horarios tan raros...

Gregorio Luri dijo...

Me apunto a la petición de Celia y el Espía.
Felicidades, don Arrebatos.

martina dijo...

Felicidades Arrebatos. Y respecto a la petición del vino yo prefiero tinto. El espumoso sube más allá de la cabeza...

Pitima dijo...

Es que caes bien Arrebatos. Y publicas cosas interesantes y/o bonitas de leer, de ver, de escuchar.. Le pones corazón, y te lo has currado.. Merecido éxito sin duda. Felicidades por el cumple.. y que cumplas muchos más, y nosotros los leamos todos.. jaja.

CastaDiva dijo...

Se te nota contento y no es para menos... Me lo has contagiado hasta a mí! :D
Me encanta que se escriba y que se publique y que se actualice la literatura, así que hay que brindar con verdejo, syrah, tempranillo, y todas las variedades propias y ajenas!
Por tu humildad y entusiasmo, chin chin!

Isa dijo...

Menos humildad, más champaña (o cava) y larga vida a Arrebatos.
¡Felicidades!

Petrusdom dijo...

Felicitaciones sinceras y confío que podamos igualarte los recién llegados. Saludos

arrebatos dijo...

Muchas gracias a todos, de corazón. Hoy me habría gustado estar más atento al blog, pero me ha sido imposible. Lo siento.
Esta tarde-noche he ido a celebrarlo... hasta ahora. Me he emocionado un par de veces... yo, que siempre había ido de tipo duro, ya véis.
Me hubiera gustado celebrarlo con todos vosotros. Con vinos de todos los tipos. También con jamón, Celia.

Anónimo dijo...

el 16 de junio es el día del ulises en Dublín, LA QUE MONTAN! :)
Buena felcha y feliz cumple.

siloam

arrebatos dijo...

Sí siloam, lo sé. Hace años que quiero ir a Dublín en este día. Debe ser increíble.
Pero por si acaso, ayer celebré mi particular Ulises Day en un pub irlandés de Barcelona.

Glo dijo...

Gracias a internet parece que "el arte" ha alcanzado una cualidad que hace muchos siglos que no tenía: no sólo la de ser moneda de uso y disfrute corriente, sino la de poder ser "editada" y dada a conocer, aunque sea a un número reducido de personas.
Publicar, o exponer, y tener "éxito" se va haciendo vanal, y empieza a desligarse la actividad creativa del factor económico.
Una-oreja visita mi cueva, y le enseño mi pintura a base de barro de colores y ceniza: sin duda una obra maestra, pero que queda entre él y yo. Hoy visito tu página, e igual que hiciera Una-oreja en su momento, exclamo: "¡Ug!"

Anónimo dijo...

¡Pero qué encantado de conocerte estás, muchacho!

Fdo.
Uno de esos anónimos diarios

Shay dijo...

Buen vino, literatura, tensiones sexaules no resueltas... este va a ser mi blog ;)

Un besote

Anónimo dijo...

Deberías leer "el laberinto mágico"

Gus

arrebatos dijo...

Joder Gus, qué críptico. ¿Por qué debería leerlo? ¿Cual, el de Max Aub?