viernes, 22 de junio de 2007

Intrusismo profesional

"A nadie se le puede imponer una formación moral no elegida."
"Se puede recurrir a todos los medios legítimos para defender la libertad de conciencia y de enseñanza, que está en juego.”
“Cuando está en cuestión un derecho tan fundamental, como el de la libertad de conciencia y de enseñanza, todos debemos mostrarnos unidos en su defensa."

Esto, por muy paradójico que parezca, es el actual discurso de la iglesia católica en este país. Y no, no os asustéis, que no están haciendo autocrítica. Es sólo que están molestos por un caso flagrante de intrusismo profesional.

12 comentarios:

Glo dijo...

El arte de la política (la cual siempre propongo sea considerada una más de las bellas artes) es una disciplina que escapa por completo a mi capacidad de comprensión y tolerancia.

Tengo una actitud ante sus "manifestaciones" muy parecida a la que tengo con algunas obras de arte contemporáneo: las observo sin enjuiciarlas y las olvido. Sólo si, al cabo del tiempo, las recuerdo, analizo entonces qué de perdurable e interesante pudieron tener para que volvieran a mi memoria... Claro que no es eso lo que pretenden los políticos, pero tampoco compro arte compulsivamente.

Petrusdom dijo...

Añoranzas amigo Arrebatos, añoranzas... Sueñan, ahora que son tiempos de talibanes globales, sueñan con las aulas presididas por cuadros de la Inmaculada Concecpción y severos crucifijos de niquel. Al parecer con esa asignatura España se hundirá en el fango del pecado nihilista como el resto de los paises europeos (la mayoría protestantes descarriados) que tienen una asignatura parecidad.
Saludos

arrebatos dijo...

Glo, la tuya es una actitud muy sana veo. Te evitas disgustos y úlceras de estómago.

Petrusdom, no hace mucho que el papa, cual Nostradamus con mitra, predijo que Holanda iba a ser devorada por las aguas debido a su actitud pecaminosa. En fin. A mí estas cosas me irritan. Me solivianta esta costumbre suya de inmiscuirse en asuntos terrenales.
Si mi abuelo, que en paz descanse, levantara la cabeza y viera que ahora son ellos los que promueven la revolución y llaman a los suyos a las barricadas... él, que tantas y tantas veces topó con la iglesia.

Pitima dijo...

Con la iglesia hemos topado... ¡vaya por Dios!.. jajaja

Yo creo que tendrían, de una vez por todas, sacar la religión de las escuelas e institutos. Para que haya auténtica libertad religiosa, y para que Estado sea de una vez por todas Aconfesional (como reza, nunca mejor dicho jaja, en la Constitución), pues cada uno vaya a dónde le corresponda: a las sinagogas, a las mezquitas, a las iglesias a educarse religiosamente, y nos dejen en paz con absurdeces. ¡Por Dios!

Pitima dijo...

Los intrusos en las aulas son ellos.

Júlia dijo...

En las aulas -de primaria- se había intentado sacar la religión fuera, pero la presión de esos poderes, que aún son muy importantes, han conseguido volver a colocarla en su interior. No entiendo que aún tengan 'parroquia' entre la gente corriente, pero así es, y cada vez recuperando 'prestigio'.

Insignificante dijo...

Es sorprendente el poder y la influencia que aun tiene la Iglesia en la sociedad española. En fin, cada vez que surge una noticia como esta, me planteo más en serio esta opción:

http://www.apostasia.es/

El único contratiempo es la pereza que me da dedicarles algo de tiempo a esta gente...

Por cierto, Sr. Arrebatos, creo que mi abuelo habría hecho buenas migas con el suyo... y desde luego también se llevaría las manos a la cabeza si viviera.

Saludos!

arrebatos dijo...

Lo de apostatar lo he tenido en mente en más de una ocasión, aunque quizás por desidia no lo he hecho. Sólo me acuerdo cuando leo estas noticias, pues el resto del tiempo mi vida transcurre tan al margen de la iglesia que ni siquera me acuerdo de ella para negarla.

arrebatos dijo...

Julia, supongo que la gente necesita creer en algo, atarse a un eje que ordene sus vidas. Y suele ser patria y religión lo que está más a mano.

CastaDiva dijo...

O la patria del dinero.
O la religión del dinero.
:)

Juan dijo...

Socialismo y cristianismo son en el fondo muy parecidos:
Los dos toman a los "pobres" como pretexto, los dos aspiran a convertir al mundo, los dos son adictos al poder, los dos ensalzan el "entregarse a los demás" (así me lo decían los curas de pequeño; ahora se dice: "ser solidarios"), los dos proclaman que mientras haya una sola persona que sufra en cualquier rincón del mundo nos tenemos que sentir culpables.

Arnold Toynbee: "El comunismo es una herejía del cristianismo"

Y ya se sabe que entre religiones hay muchos codazos.

arrebatos dijo...

Tanto socialismo como cristianismo no serían malos en su esencia, siempre y cuando no se aplicaran al hombre.