lunes, 9 de enero de 2006

El hospital

A nadie le gusta ir al médico, aún sin ser hipocondríaco. No sólo por el olor y el aspecto aséptico e impersonal de los hospitales, las batas blancas de los galenos y los montones de cachivaches poco tranquilizadores que nos salen al paso. Es, sobretodo, porque cuando decidimos ir al médico por voluntad propia es que algo no va como debería o nos gustaría.

De todos modos, si el médico al que uno va está en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, el paseo por sus jardines, entre edificios modernistas proyectados a principios del S.XX por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner, contemporáneo de Gaudí, a fin de modernizar el antiguo hospital que databa del S.XV, puede convertir ese disgusto en una tarde agradable.


Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Parte trasera del edificio principal, desde los jardines.


Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Vestíbulo de uno de los edificios.


Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Verja y fachada principal.


Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Techo del vestíbulo principal.

3 comentarios:

Angel dijo...

No es que quiera ir al medico allí, pero un paseo por sus alrededores sí que me lo daba :)
Saludos

Rain dijo...

Ah, si alguna vez voy a España, tendría que verte

si es posible, si quisieras...
:)

y pasear por esos esplendorosos jardines y ver esa arquitectura...

arrebatos dijo...

Pasear y mostrar mis rincones favoritos de Barcelona es una de las actividades que más me gustan, así que cuenta con ello.
Además, sería fácil encontrarnos ya que trabajo en el edificio donde está el consulado de Perú!