lunes, 13 de febrero de 2006

De santos y patronos

Posiblemente uno de los epítetos que con mayor frecuencia me han dirigido sea el de descreído. Digo esto porque ya tiene guasa que los dos últimos escritos que publico en este blog traten sobre temas reservados a la curia. Pero es que el fatídico día se acerca.

Mañana es catorce de febrero, festividad de San Valentín, que desde el país de las cursiladas empalagosas y ñoñas, de un tiempo a esta parte están convirtiendo en el día más empalagosamente cursi y ñoño. Pero aquí, en mi tierra, ya tenemos un día que tradicionalmente se ha relacionado con esa mezcla de hormonas hiperactivas y conexiones neuronales que llamamos amor para simplificar. Toda la gente que requiere de una excusa, tiene San Jordi para regalar un libro y una rosa. Porque aquí, San Valentín, ha sido siempre el patrón de los estafadores, estraperlistas y ladrones. Y como yo quiero mucho a mi tierra y me aferro a sus tradiciones, mando desde aquí mis más sinceras felicitaciones a todos los políticos, banqueros, agentes de seguros y consultores. Felicidades a todos.


(sugerencia de consumo)
sonando Alta Suciedad de Andrés Calamaro

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Supongo que visto de esta forma, debes tener razón, creo que siempre la tienes.
Pero de donde yo vengo, no tenemos Sant Jordi, una pena, la verdad, es bonito celebrarlo cuando lo conoces, y por lo tanto solo nos queda ese día, que para algunos como yo sigue provocando muchos recuerdos muy agradables.
Todo tiene su punto de vista.

Gus

arrebatos dijo...

Yo no celebro el Halloween (costumbre celta llevada por irlandeses a USA y exportada a base de marketing), celebro la Castanyada y en lugar de calabazas como panellets.
A mi casa tampoco viene Santa Claus (o como coño se escriba), vienen los Reyes Magos y el tió. Si fuera valenciano celebraría el día de los enamorados durante la mocadorà, el 9 de octubre, pero como soy de Barcelona lo celebro el 23 de abril, festividad de Sant Jordi. Lo que no haré nunca será quitarle a los estafadores su 14 de febrero.

PD: Me juego una cena a que en tu tierra también tenéis un día para eso... Otra cosa muy distinta es que las costumbres yankees (con sus colorines y sus pompones) la hayan borrado del calendario.

Magda dijo...

Un abrazo para ti en este día del amor y la amistad.

Muchas felicidades

Chusky or Gus dijo...

Seguro que razón tienes y un día existirá en mi tierra para ello, la mala suerte es que mis conocimientos no llegan a tanto, la buena, que tengo un amigo como tú que me los aporta como si fueran míos.

Gus

Rain dijo...

Hola. Quiero decirte que tu comentario me hizo pensar y salir de mi ARREBATO por el cine, de lo que es como un ecrán que me aparta de una sosegada reflexión en algunos casos, como fue...En fin, quiero decirte que relacionando este post que has escrito con lo que significa el afecto, sin que éstos tengan que ceñirse a fechas comercializadas, creo que hay un afecto por ti, o más que creerlo lo siento y eso es porque al leer tu comentario, me di cuenta que pese a la distancia que es también cercanía vía blogs, pueden surgir afectos...
Es cierto que a veces me he entusiamado con algunos, y que luego me he percatado que todo es relativo. No le caes simpático necesariamente al otro, y es más, te malinterpreta y te aleja o todo es cruce, y la comunicación no resulta transparente o lo más cercano a ello...

Y bueno, este comentario suena confesional, mas qué me queda, por aquí me comunico contigo...

Voy a dedicarte mi próximo post que es sobre bares cafés...

Un beso.