martes, 28 de febrero de 2006

Tiempo, falta de (arrebato XVI)


Me siento como la aguja de un reloj, que da una vuelta completa hasta llegar al final que en realidad vuelve a ser un origen, y vuelve a empezar. Como Sísifo, que carga una roca montaña arriba para que, al llegar al final, ruede montaña abajo para volver a empezar. Como arrebatos, que se anima hasta que se desanima, para volver a empezar. Como yo mismo, que me siento como la aguja de un reloj, que da una vuelta completa hasta llegar al final...

3 comentarios:

Nica dijo...

salió mi besín?? pues creo que no...bueno pos ale...otro...y eso...que voy a leerte

Bo Peep dijo...

Si te sirve de consuelo eso nos pasa un poco a todos.

Rain dijo...

Salutes.


es esa sensación que se lleva el elán vital por partes, y luego hay una refracción existencial...

es así, creo que es así...