miércoles, 15 de febrero de 2006

Morderse la lengua

Hace unos años se emitió en televisión el programa Al habla, que incluía la sección El museo de los horrores. En ella se recogían en tono jocoso ejemplos de malos usos en el lenguaje, con recortes de periódico incluidos, al estilo de los dardos de Lázaro Carreter.

Ahora el Centro Virtual Cervantes, del Instituto Cervantes, los recoge bajo el título Morderse la lengua. Merece la pena darse un paseo.

Y paseando, recordé una foto que hice este diciembre pasado. Estaba en un restaurante cenando, me levanté para ir al baño y de camino vi este letrerito escrito a mano, pegado en la puerta de un armario.


SE PROIBE HABRIR EL ALMARIO

4 comentarios:

Chusky or Gus dijo...

Chusky: has visto Gus, me siento orgulloso de este chaval, escribe bien, cada vez le entendemos mejor
Gus: es un crack
Chusky: en el infierno será la ostia!
Gus: ¿?

Rain dijo...

:) sí, sí, necesario estar atentos...

¿lo escribí bien?

Dammy dijo...

Es orrible lo de esa foto, "harmario" se escribe con H.

Enhorabuena por tu blog. ;-)

sabelilla dijo...

Entonces, chungo lo tienen los chinos que quieran salir del armario...

Saludosssss