jueves, 9 de febrero de 2006

Intolerancia

No soy muy aficionado a la teología. De hecho no me considero ni siquiera agnóstico. Si acaso crítico, pero eso está más relacionado con mi afición a discutir de cualquier tema, religioso incluido. Así y todo pienso que la teología, el pensamiento más o menos crítico de la religión, sea cual sea, es precisamente lo que le falta al islam. En su defecto, sus líderes religiosos se dedican a arengar a sus gentes, cuanto más miserables mejor, con fanatismos y lecturas literales del Corán. Prueba de ello es que esas caricaturas se publicaron en septiembre pasado ¡hace más de cinco meses! Esta vez ha sido por unas caricaturas, pero podría haber sido cualquier otra cosa que en su intolerancia crean ofensivo. Y el problema es que se sienten incómodos conviviendo con la libertad de expresión, conviviendo en democracia y tolerancia. Y el resultado ha sido que ellos mismos se han caricaturizado, peor si cabe que la caricatura que les ha ofendido.

Aquí en Europa nos ha costado muchos años, hemos sudado sangre para conseguir unas libertades a las que no vamos a renunciar, ni por ellos ni por nadie. No nos engañemos, que no se engañe nadie. Tolerar esto es poner trabas a la libertad, es estar de acuerdo con la barbarie. La libertad no entiende de matices. O hay libertad o no la hay, y punto. Me gustaría creer que en el islam no todos son iguales, que hay islas de intolerancia que son precisamente las que más ruido hacen. Pero es que hacen tanto ruido, tanto daño.

Y es que cuando la religión se inmiscuye en la vida pública –de eso aquí sabemos un rato, aunque afortunadamente no les hacemos demasiado caso- la cosa se corrompe y se pudre. Es como un espeso aceite imposible de diluir, que todo lo mancha.


(sugerencia de consumo)
Es utópico, lo sé, pero es John Lennon cantando Imagine

2 comentarios:

Rain dijo...

En el Islam, involucrarse con la religión es mortal. Tocarla por los bordes, ni atreverse siquiera y por es ha ocurrido lo que ha ocurrido. Nosotros vemos la dimensión de sus actos, de esa tremenda reacción ante unas caricaturas. Los que las condenan, se desgarran, para ellos eso es muy descarnado y sólo apelan a la censura, a la persecusión según sus valores. Lamentablemente no son pocos los que se han escandalizado. Romper esa coraza de indignaciones y condenas va a ser muy, muy duro. De hecho ya lo es, y ya se dieron los primeros pasos. Sólo que a costa del humor extremo y en en este caso, a sus autores les puede costar mucho.


Salutes.

jerseygirl dijo...

En mi opinión es sólo Política, el Islam tal como es no tiene nada que ver. y si, Europa tiene derechos de libertad, pero los países árabes sea por lo que sea, no los comparten. Igual que ellos no han tenido tolerancia, según sus creencias, nosotros, los europeos fallamos al "bromear" de mal gusto, sobre las creencias de otras personas.
Además las noticias y prensa de los países están muy modificadas, y engañan a los lectores, porque según veamos antena3 o telecinco ya la noticia cambia.
Conociendo a gente árabe, me he dado cuenta que las posturas exageradas de violencia, son coaccionadas por la política, que utilizan su religión para fines militares.
Igual q EEUU utiliza la moral para fines económicos e invasores.
Al tiempo llegará EEUU y convertirá todos esos países árabes en ruinas, porq no hay que olvidar q Dinamarca es aliado de EEUU desde siempre...sera por eso por lo que no pidieron perdón?
Un saludo.