lunes, 4 de agosto de 2008

Rarezas a petición

Hará unos veinte años me tropecé con una rareza de Hendrix, que obviamente acabé comprando. Es, sin ningún género de dudas, la peor de todas las grabaciones que existen de Hendrix, y pese a ello no me arrepiento en absoluto de haber comprado ese vinilo.

Cuenta la leyenda que Hendrix frecuentaba el Scene Club cuando andaba por NY. Le gustaba el ambiente del local y además solían improvisarse jam sessions. Ahí conoció a Zappa en 1967, por ejemplo, cuando coincidió que Mothers of Invention tocaban en un local adyacente. En marzo de 1968 se encontraron ahí, además de Hendrix, Buddy Miles (que más tarde fue el batería en la mítica Band of Gypsys) y Jim Morrison. Para agrandar la leyenda, alguien quiso incluir en esa sesión a Johnny Winter, algo que él mismo ha desmentido en numerosas ocasiones, asegurando que jamás conoció en persona al líder de The Doors.

Bien, la cuestión es que todos andaban bastante pasados de vueltas y mientras Hendrix intentaba tocar la guitarra manteniendo la vertical, Morrison se dedicó a cantar… o más bien a gruñir, gritar e insultar al “respetable”. Quiso la providencia que ese día Hendrix llevara una grabadora, así que el esperpéntico resultado quedó inmortalizado para siempre. Después las cintas fueron pasando de mano en mano hasta que alguien decidió editarlas y publicarlas. Veinte años después yo lo compraba en una pequeña tienda de discos junto al Hospital de Sant Pau de Barcelona.


(sugerencia de consumo)
Morrison’s Lament / Tomorrow Never Knows con Hendrix y Jim Morrison en el Scene Club de NY

4 comentarios:

Maya dijo...

Una auténtica joyita, había escuchado, no se cuando o dónde, de esta historia, pensaba que sería una leyenda urbana más...

Saludos!!

SABELILLA dijo...

Imposible comentarte ahora, llevo 2 intentos hoy, pero aquí no se puede, no me dejan en paz, ni siquiera he podido escuchar entero el tema.
Ya lo haré luego, dentro del tiempo que no vendo.

SABELILLA dijo...

Gracias, arrebatos.
Pues sí, menudo pedo tenían que llevar. Al principio he pensado "mira, a Jimi Hendrix no se le nota para el nada el pedo", pero he seguido escuchando y no, ahí la única que no iba pedo era la guitarra. Aunque de todas formas, qué momentos de lucidez músico-mental tiene el jodío, pedo o no.
Repito, graciassss
Hoy un beso.

arrebatos dijo...

Beso recibido.
Incluso virtuales saben bien.