miércoles, 22 de julio de 2009

Por el parque

En el parque grupos de niños y niñas juegan a perseguirse con globos llenos de agua, se escuchan chillidos y risas y correteos y más risas y chillidos por doquier. Las baldosas alrededor de la fuente están empapadas y aquí y allí estallidos de agua han constelado el suelo de charquitos y salpicaduras. El sol se pone tras los edificios que nos rodean e inunda una esquina del parque con la luz canalizada por una calle que desciende desde lo alto del Guinardó. Una pantalla digital alterna las ocho y media de la tarde con los treinta sofocantes grados; la humedad ambiental hace el resto. Una chica muy joven y guapa y viceversa conversa animada por teléfono apoyada en una baranda metálica, tras un panel publicitario. A pocos metros un grupo de chicos de su misma edad, sentados sobre el respaldo de un banco, la miran con mal disimulo y comentan entre ellos con expresión de qué barbaridad. Una niña sale corriendo perseguida por dos niños armados con sendos globos hinchados de agua y se esconde tras el panel publicitario. Los niños la alcanzan y vacían sus globos y el grito ya no es de la niña ni de los niños. Entre risas, la chica muy joven y guapa se mira la camiseta empapada, la camiseta blanca y el calor y el verano ya se sabe sin sujetador y ahora empapada y transparente que se pega a su piel, que dibuja unos pechos morenos de sol y hermosos y llenos de juventud con los pezones endurecidos por el repentino e inesperado baño. Los niños salen corriendo entre risas y perdón no te hemos visto y los chicos se levantan del banco entre expresiones de júbilo y gratitud sin límites para postrarse a sus pies a reverenciar a la bella diosa mojada, que se cubre los pechos con los brazos, la cara encendida, y entre risas intenta retransmitir lo que ha sucedido a su interlocutor. Servidor que ya no tiene edad para andar reverenciando a flores tan tiernas se guarda las ganas de unirse al grupo de adoradores, aunque sonríe y le guarda secreta gratitud.

3 comentarios:

Chusky or Gus dijo...

caguen la leche!! llena un globo de agua! ya verás como eres joven!

berto dijo...

Yo con mi hija he descubierto los globos de agua, y no te creas que no lo he pensado... que jovencitas no muchas, pero mamás de buen ver hay unas cuantas, y pasan unas calores las pobres!!!!

Juan dijo...

Yo nunca veo cosas así!