miércoles, 9 de enero de 2008

ermita de San Gregorio

Dice la tradición –con analogías musulmanas y que podría tener un origen andalusí– que debemos acercarnos, recoger nueve piedras del camino y, a cada vuelta que demos a la ermita, tirar una piedra al suelo hasta completar las nueve.

Así es la ermita de San Gregorio, que no está en Ocata sino en Granada.

ermita de San Gregorio

4 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Nem'a pams:
1) Respecto a la ermita de San Gregorio mi fuente de información privilegiada es Pepe Blanco (¡el gran Pepe Blanco!) y su jota "En la Rioja nací". Ciertamente canta "... ermita de San Gregorio, chiquitita, chiquititaaaaa...", pero se refiere a otra, situada a las orillas del Ebro. A ese santo y a esa ermita le debo mi nombre.
2) Ahora me han entrado ganas de escuchar "Cocidito madrileño".
3) Esa ermita de la foto parece tener una aparecida: ¿Se trata de la Santa Vestal de la Arquitectura?
3) Esa ermita sobre ese túmulo está cargada de simbolismo. Me apuesto cincuenta céntimos.

arrebatos dijo...

Veamos:
1 y 2) Yo ahora me comería un cocidito madrileño regado con un buen rioja, reserva a ser posible.
3) La Santa Vestal de la Arquitectura está haciendo las funciones de un nuevo modelo de proporciones que sustituya al vitruviano. Por lo menos en esta foto.
3 bis) Eso habrá que preguntarlo a la susodicha vestal. Sólo sé que las escaleras antes (unidad de tiempo indeterminado) no estaban, que el número de vueltas hubo que consultarlo por móvil a la abuela y que está orillada de olivos.

Cel.lia dijo...

Yo soy la divina proporción. Lo cual no significa que esté divinamente proporcionada.

Christian! dijo...

me encanta tu blog!


te pasas por el mio???? :D

salu2!