miércoles, 23 de enero de 2008

Mala conciencia

La mala conciencia que me queda cuando no termino lo que me han puesto en el plato, me hace pensar en las cosas horribles que les deben explicar a los niños en los colegios católicos.

4 comentarios:

Cel.lia dijo...

yo siempr eme dejo algo, por puro acto de rebeldía (estomacal).

Si la talla mediana me va grando, un plato medio, me ha de sobrar por cojones.

Cel.lia dijo...

me tropiezan los dedos...

Isabel dijo...

Pues no sólo en los colegios,ya antes viene de familia el asunto ,digo yo...

arrebatos dijo...

Seguro que sí Isabel. Pero los colegios tiene a profesionales del asunto. Auténticos maestros de atizar miedos y culpas que, muchos de los niños, arrastrarán toda su vida.
Mientras lo escribía pensaba en el pobre Stephen Dedalus en "Retrato de un artista adolescente", de Joyce, pues en un capítulo sufre una auténtica arenga sobre los dolores y horrores del infierno.
En algún lugar del blog hablaba de este libro creo...