martes, 29 de enero de 2008

La seriedad

Dicen que soy un tipo serio en exceso. Que soy rácano con mi sonrisa y suelo dar poca cancha a las relaciones sociales. Pero eso no es así. Tras esa piel que cubre mi rostro serio y reservado, en mi interior, siempre estoy sonriendo. Que ya tiene mérito, con esa piñata que gasto.

Arrebatos sonríe

5 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Le confesaré que yo siempre he intuido detrás de su mirada a un sátiro.
Y si yo fuera una ninfa -cosa que obviamente esta muy lejos de ser posible- no me fiaría ni un pelo de usted.
En cambio, no me importaría tenerlo de cabecilla de mi banda de salteadores de caminos.

Cel.lia dijo...

Luri, está coqueteando con Arrebatos??

arrebatos dijo...

sátiro, ra.

(Del lat. saty̆rus, y este del gr. σάτυρος).

1. adj. p. us. mordaz (‖ propenso a criticar o censurar). U. t. c. s.
2. m. En la mitología grecorromana, divinidad campestre y lasciva, con figura de hombre barbado, patas y orejas cabrunas y cola de caballo o de chivo.
3. m. Hombre lascivo.
4. m. C. Rica. Seductor de menores.
5. m. irón. C. Rica. Hombre que tiene amoríos con alguien mucho más joven.

Don Gregorio, tiene usted razón. No tengo argumentos para armar mi defensa.

Gregorio Luri dijo...

Celia: ¿Qué importa el sexo, si el amor es puro?

Cel.lia dijo...

Luri, tendrá razón Tumbaito y nos habrá salido usted cursi...