jueves, 27 de marzo de 2008

Crosstown traffic

Crosstown traffic


Suele ocurrir por la tarde, entre las tres y las siete, aunque alguna vez también por la mañana. Una vez por semana, a veces más. Estás en la oficina, ahora con la ventana abierta porque todavía no funcionan los aires acondicionados y este es un edificio de oficinas de esos de cristal. Digo que estás en la oficina, intentando concentrarte ante la pantalla del ordenador, apartando mentalmente esos jirones con que la modorra te nubla la vista, cuando de repente ¡PAM! Suena un fuerte golpe, seco, sin antes ni después, sobre un crujido de plástico. A continuación, a veces de forma simultánea, un chirrido de neumáticos frenando en seco seguido de una larga fricción de algo hueco arrastrándose y rebotando sin control sobre el asfalto. Poco después la histeria de cláxones como si una manada salvaje celebrara a gritos la pieza abatida. Siempre, en todos los accidentes, interviene una moto. Y siempre, en todos los accidentes, acaba desperdigada por el suelo.

4 comentarios:

Isabel dijo...

Si hay algo que me encanta de cómo escribes es la facilidad que tienes para las descripciones.
Tienes un don especial para que lleguemos a "ver" lo que relatas,amigo...
Mis saludos.

Sensai dijo...

Totalmente de acuerdo con Isabel. y la foto es buenísima!

Pitima dijo...

Es que va a clases.. jejeje. ES broma. Lo hace muy bien, sí que sí.
¿Y siempre hay una moto?..

arrebatos dijo...

(sonrojo)

Sí Pitima, siempre hay una moto. Supongo que la diferencia radica en que los coches, a la velocidad que se circula por ciudad a esa hora, como mucho pueden sufrir incidentes. Pero con las motos siempre son accidentes.