jueves, 26 de julio de 2007

Entre tinieblas

Tiembla la tiniebla a la luz de una vela. La llama vacía un hueco en la noche, que lame y elimina lamentos. Y afuera es oscuro, tallado en basalto o en ébano puro. Las sombras se forman, respiran, aspiran, exhalan las formas de luces difusas, moldean confusas contornos en miedos, surgidos de antiguos olvidos, de niños crecidos que vuelven al nido que habían perdido.

La luz de una vela se agita y crepita y derrite la cera a imagen del margen vacío de noche, la oscura barrera, que evita porque en ella habita la horrible presencia, la luz en su ausencia, la esencia del grito callado que va madurando y espera al espanto.

(sugerencia de consumo)
Miles Davis para la película Ascenseur pour l'échafaud

6 comentarios:

humbert humbert dijo...

Magnífico crujir arrebatos: me has hecho danzar palabra a palabra, saltando sílaba a sílaba por tu melodía.

Algo bueno nos tenía que dar el apagón!

martina dijo...

Genial fragmento. Las llamas de las velas me hipnotizan. Jugar a pasar el dedo sin quemarte pero sintiendo el calor como si de una finísima tela se tratase.

arrebatos dijo...

Humbert Humbert... sí, de lleno.

"Lolita, light of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of the tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo. Lee. Ta."

arrebatos dijo...

Martina, la danza de las llamas es hipnotizante. Quizás la vela, por encontrarse en un espacio cerrado comúnmente iluminado con frías bombillas, le da una magia especial que hace que transforme en algo nuevo los espacios conocidos.

Cortázar, en el capítulo 11 de Rayuela, describe una hermosa atmósfera iluminada con velas. En su día colgué aquí un fragmento. Te gustará.

malvisto dijo...

me recuerdas mucho a Gesualdo Bufalino: sugerencia de consumo: ¿has leido La Vela de una Llama de G. Bachelard?

Y por otro lado, mira que vuelvo a decirte de jazz latino. Yo creo que allí sobre todo hay humor, y existe esas cosa que hace mover las caderas de tal forma a las latinas.
Sugerencia... Reflejos Ancestrales, de Frank Emilio Flynn.
(Eso como para decir... y yo cómo es que me he estado perdiendo esto!!!)

arrebatos dijo...

No malvisto, no he leído a Bachelard.
En cuanto al jazz, mi impresión es que hay humor no sólo en el latino, aunque sin duda son sentidos del humor distintos.
Me apunto a Frank Emilio Flynn, gracias.