lunes, 24 de septiembre de 2007

Carajillo kudasai

Cumplimos con el programa.

Los llevamos a ver los castells (Ehhhhh sugoi! sugoi!) hasta que los tuvimos secos como la mojama, momento que aprovechamos para llevarlos a la Mostra de vins i caves de Catalunya para que se rehidrataran (Ehhhh umai! umai!), tras lo cual fuimos a comer la paella (más Ehhhhh umai umai) regada con más vino. Pero el momento cumbre de la tarde fue el descubrimiento del carajillo (aquí el umai umai fue acompañado de exclamaciones de infinita satisfacción). Aunque poco sospechábamos nosotros de los efectos del carajillo entre la comunidad japonesa...

6 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

¡Dios Santo! ¡Sois una pareja de pervertidores de nipones! Esto nos puede costar un conflicto diplomático.

David dijo...

Estremecedor documento. Sin duda que los efectos del carajillo kudasai han de ser obejto de un profundo y riguroso estudio. No quiero ni pensar que hubiera pasado si se hubiera introducido, aparte de los variados licores servidos y degustados, una variable del tipo "orujo herbal".
Suerte que andar desnudo por Barcelona aún no es delito, mojado y vestido me imagino que tampoco, ¿no?.

martina dijo...

Si tienen algo los japoneses es lo que les gusta amorrarse a una botella...

arrebatos dijo...

Pues lo pasaron tan, pero tan bien, que esta tarde quieren repetir. A las ocho estaremos de nuevo en la Mostra de vins, alcoholizando nipones.

Ah, por cierto David, que también probaron el orujo de hierbas y les pareció sublime, aunque no tanto como el carajillo, que para ellos fue todo un descubrimiento que no dudo exportarán a Japón. Próximamente veremos "Calajilo de Sake" en todos los restaurantes japoneses.

David dijo...

Otra manera más de corromper el café, sin duda son japoneses, con todos mis respetos. Como decía aquel, raros, raros, rarooossss.

Pitima dijo...

O son gente sin complejos o realmente tiene razón el Sr Luri y tendremos un conflicto diplómatico.. jajaja. Anda que.. y echalhle la culpa al olujo.. como siempre..