martes, 4 de septiembre de 2007

Tanto va el cántaro a la fuente...

... que al final se rompe. Igual que mis riñones (al jerez) y sus inseparables cólicos.

Una cena ideal

5 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Querido -y no se imagina hasta qué punto soy sincero- Arrebatos, ¿usted también es adicto, como yo, a los cólicos nefríticos?

arrebatos dijo...

En la Fundació Puigvert de Barcelona guardan un extenso catálogo de mis visitas. En los últimos quince años he tenido siete u ocho, y ayer un leve amago que se quedó en susto algo molesto. Es por eso que hoy lo he celebrado de esta guisa.

martina dijo...

Dios!!!! Soy adicta al queso!!!! Quita eso!!!!!

arrebatos dijo...

Martina, siguiendo el sentido de las agujas del reloj y comenzando en las 3: idiazábal, tetilla gallego, parmesano (sólo por este vendería mi honor si lo tuviera), gorgonzola y brie. El vino es un rioja, crianza del 2003, para más señas.

emejota dijo...

Yo tuve 9 en 4 meses (y no me gusta el queso)

Ahora llevo un tiempo sin tener (sigue sin gustarme el queso)

Saludos